Pruebas con hidrógeno en redes de gas natural

A finales del pasado año, la multinacional alemana E.On. inauguro su instalación «power-to-gas» de Falkenhagen. Situada al este del país, inyecta hidrógeno en el sistema de gas natural a escala industrial. Esta instalación utiliza energía eólica para hacer funcionar el equipo de electrólisis que transforma agua en hidrógeno (H2) que, a su vez, es inyectado en la red de distribución de gas de la región. El objetivo de esta iniciativa es reducir la necesidad de parar las turbinas eólicas cuando las redes eléctricas estén saturadas. Esta experiencia enlaza con las que están haciendo compañías de gas en Holanda, enriqueciendo gas natural con hidrogeno para aumentar su poder calorífico. En contra de opiniones que cuestionan la seguridad de tal mezcla, hay que recordar que el gas ciudad manufacturado contenía un porcentaje de hidrogeno mucho mas elevado que el gas natural.